¿Cómo se construyó el túnel de la bahía de La Habana?

En el reciente número 7 de la revista Amano, el destacado investigador Rolando Lloga publicó sobre cómo se construyó el túnel de la bahía de La Habana.

En 1954, un decreto presidencial ordenó la elaboración de un informe con las características técnicas que debía reunir el proyecto.

“A inicios del siglo XX, en el contexto del acelerado desarrollo inmobiliario que comenzaba a experimentar La Habana, el ingeniero Dionisio Velasco realizó un proyecto para enlazar ambos lados del canal de entrada de la bahía por medio de un puente, el cual finalmente no se ejecutó. Hubo que esperar entonces, hasta 1949 para que un estudio de factibilidad reconociera las mayores ventajas de la construcción de un túnel con respecto a la solución del viaducto sobre el acceso a la rada habanera.

El estímulo decisivo para la construcción de una obra de infraestructura de tal envergadura y relevancia para el futuro crecimiento de la capital, llegó de la mano de los ambiciosos planes urbanísticos e inmobiliarios del gobierno del dictador Fulgencio Batista.

El túnel de la bahía de La Habana constituye una de las obras ingenieriles más relevantes de la Isla.

De tal forma, en 1954, un decreto presidencial ordenó la elaboración de un informe con las características técnicas que debía reunir el proyecto. Como resultado se acordó la creación de la Compañía de Fomento del Túnel de La Habana, la cual adjudicó la obra a la prestigiosa firma francesa Societé des Grands Travaux de Marseille. Por su parte, la supervisión técnica fue encargada a la empresa norteamericana Frederick Snare Corporation y para la dirección facultativa fue designado el ingeniero cubano José Menéndez y Menéndez, ya que la legislación entonces vigente exigía que esta responsabilidad debía ser asumida por un profesional de la Isla”.

¿Qué soluciones técnicas se emplearon para construirlo? ¿En qué tiempo se construyó?

¿Qué otros planes constructivos acompañarían la obra ingenieril del túnel en el lado oeste de La Habana?

En el número 7 de la Revista Amano podrá responder estas y otras inquietudes, además de acceder a planos y fotos del proceso constructivo del túnel de la bahía durante el siglo pasado. Descárguela desde aquí.



Deja un comentario