Tips para manualidades con cerámica fría

¿Quieres crear con tus propias manos un regalo especial? Con la joven diseñadora Midoris Padilla puedes aprender técnicas de cerámica fría para confeccionar objetos increíbles.

Midoris lleva más de dos años incursionando en el arte, a través de la cerámica fría. No ha pasado cursos, el tiempo, la práctica y las ganas de crear, se han encargado de perfeccionar sus habilidades. En esta ocasión,  comparte con Amano la experiencia.

Souvenir de Porcelana Fría

La porcelana fría (cerámica fría) es un material muy utilizado por los amantes de las manualidades, ya que se presenta como una masa muy fácil de manipular y moldear y que no necesita de ningún proceso de endurecimiento, más que secarse al aire libre.

Precisa algo de habilidad manual para dominar su técnica, pero un poco de práctica es suficiente para comenzar a obtener buenos resultados.

Este tipo de cerámica es idóneo para la confección de muñecos, suvenires o cualquier otro adorno. Sin duda, estas hermosas artesanías se han convertido en una de las principales ventas en las nuevas tiendas de regalos o bazares que empiezan a tener gran auge en el país.

La cerámica fría es una técnica ideal para souvenirs.

Ingredientes

Sus componentes más importantes son la fécula de maíz y la cola vinílica, más conocidos como maicena y acetato. La mezcla contiene además, parafina, ácido cítrico, vaselina, glicerina y benzoato de sodio, pero desde mi experiencia me atrevo a decir que solo con un poco de maicena, acetato, unas cucharadas de aceite y otras de zumo de limón o vinagre (en dependencia de la cantidad a preparar) es más que suficiente para ponernos atrevidos y creativos en nuestras casas.

¿Cómo se hace?

  1. Mezcla, en un recipiente, una taza de maicena y otra de acetato.
  2. Agrega una cucharada de aceite y otra de zumo de limón o vinagre.
  3. Mézclalos bien para que no queden grumos. Vierte la mezcla en una cazuela de teflón.
  4. Coloca la cazuela a la candela y comienza a remover a fuego mínimo con una cuchara de madera o plástica
  5. Cuida que la mezcla ligue homogéneamente, y sigue removiendo al fuego hasta que se despegue totalmente de los bordes de la cazuela.
  6. Retira la cazuela del fuego, y saca la masa.
  7. Deja refrescar la masa por unos segundos y en cuanto sea posible, amásala bien con las manos apretando fuerte la masa
  8. Finalmente envuélvela bien en nailon o en una bolsa de plástico.
La porcelana fría (cerámica fría) es muy fácil de manipular y moldear.
La porcelana fría (cerámica fría) es muy fácil de manipular y moldear.

Herramientas

Las principales herramientas para moldear la masa son, desde luego, las propias manos. Como ayuda para la elaboración de las figuras se pueden emplear elementos cotidianos, tales como bolígrafos, palillos de dientes, llaves. La necesidad y la creatividad, así como la misma práctica, indicarán qué utilizar en cada momento para llevar el trabajo a buen resultado. Para colorearlas, pinceles de diferentes calibres, según el tamaño de las partes.

Color

Existen dos maneras de dar color a las figuras de porcelana fría. La primera opción es la de pintar una vez se haya terminado el modelado, con pinturas acrílicas o al agua. Hay que contar, con los pinceles adecuados, y, además, para aplicar la pintura se debe esperar a que la figura se seque, un tiempo en el que su tamaño se reduce de manera considerable. Esta tarda alrededor de 24 horas en secarse, un poco más en climas húmedos como el cubano. La ventaja es que se ahorra pintura, ya que se colorea solo la superficie externa y no toda la masa.

Una segunda opción es pigmentar la masa antes de usar. Se coloca el colorante sobre el material y luego se amasa bien, de tal modo que la pigmentación se distribuya de manera uniforme. Así, el color penetra en la porcelana y garantiza un resultado óptimo. Este método, en mi opinión es más recomendable sobre todo para aquellos que no tienen habilidades manuales para pintar.

Un poco de práctica es suficiente para comenzar a obtener buenos resultados.
Un poco de práctica es suficiente para comenzar a obtener buenos resultados.

Consejos Prácticos

Si la masa está muy blanda, se debe dejar al aire libre durante un rato para que se seque. Para comprobar que tan sólida se encuentra se puede amasar, si se te pega demasiado en las manos es que aún necesita otro poco aire.

Se debe guardar en recipientes bien sellados o preferiblemente envolver con nailon, de lo contrario el contacto con el aire la secaría y endurecería.

Conviene saber también que, cuando se pigmenta la masa, al secar, el color adquiere un tono algo más oscuro que cuando está húmedo. Además, hay que procurar no excederse con la pintura, para evitar que el secado ocasione grietas en la masa.



Deja un comentario