Construir al instante: arquitectura en seco

La arquitectura es vida, o por lo menos es la vida misma, tomando forma…

Frank Lloyd Wright

El modo vertiginoso en que avanza el mundo, hace que la capacidad de asombro tenga que expandir sus límites. El progreso y el auge de los sistemas constructivos abren posibilidades infinitas con el propósito de hacer más factible, cómoda y rápida la fabricación.

En este sentido y con la idea de un proyecto hecho a la medida, con las características necesarias para obtener un resultado óptimo, la arquitectura en seco —en especial el sistema Durlock— está marcando tendencia dentro de las técnicas constructivas y gana, cada vez, más seguidores en la esfera profesional y entre los beneficiarios directos: los clientes.

El sistema de Durlock marca tendencia en las técnicas constructivas.

Este novedoso y eficaz sistema es aplicable en todos los ámbitos de la arquitectura: comercial, industrial, hospitalaria, educacional y residencial. Sus ventajas como método alternativo, sobre el sistema de construcción tradicional, hablan por sí solas.

Es una técnica práctica; de breve tiempo de ejecución; ofrece mayor nivel de confort; es resistente al fuego y a la humedad; propicia un aislamiento sonoro, ideal para contrarrestar la invasión ruidosa externa; proporciona capacidad estructural, estética y funcional a la construcción; al utilizar un material liviano, permite jugar creativamente con el diseño arquitectónico; no consume agua, ni genera desechos y da posibilidades de reutilizar los materiales, si la construcción es desmontada.

La arquitectura en seco gana cada vez más adeptos entre profesionales y usuarios.

La construcción en seco utiliza, básicamente, placas de yeso para el interior y placas cementicias de alta tecnología, combinadas con perfiles de acero para exteriores y fachadas.

Las placas se fijan al esqueleto de aluminio a través de tornillos autoperforantes que luego se sellan con masilla. Colaborando entre ellas para resistir las diferentes cargas o sobrepeso que genera una construcción.

La arquitectura en seco, al ser un material más liviano, permite jugar creativamente con el diseño arquitectónico.

Sin dudas, el hombre crea sus propias facilidades para hacer la vida más práctica, sin perder el espíritu innovador y creativo que siempre nos acompaña en cada empresa.



Deja un comentario